Listado de la etiqueta: voluntariado

Voluntariado: los seguros

Los voluntarios, aquellas personas que realizan actividades generalmente destinadas al bienestar social sin percibir ninguna retribución monetaria a cambio, a menudo representan lo mejor del ser humano.

El voluntariado puede encontrarse en las calles recogiendo fondos para organizaciones ambientalistas o dedicadas a la protección de refugiados o niños; participar en operaciones de limpieza en playas o en control de incendios de vegetación, con frecuencia corriendo riesgos y hasta peligro de muerte.

Sin embargo, no por ser parte de un voluntariado estas personas están desprotegidas, al menos no en España, donde la ley protege y otorga derechos a los voluntarios, al tiempo que establece deberes y obligaciones a las organizaciones que tienen voluntarios a su cargo.

En España existen leyes que obligan a las organizaciones que trabajan con voluntarios a proveerlos de un seguro de accidente, que los protejan de toda clase de riesgos inherentes a la actividad que realizan.

El seguro para el voluntariado en el ámbito estatal

Para aquellas organizaciones de voluntariado que llevan a cabo actividades “dentro y fuera del Estado” rige la Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado, que en su artículo 10.e (“Derecho de los voluntarios”), se señala que el voluntariado tiene derecho a:

“Estar cubiertos, a cargo de la entidad de voluntariado, de los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente del ejercicio de la acción voluntaria y de responsabilidad civil en los casos en los que la legislación sectorial lo exija, a través de un seguro u otra garantía financiera”.

En otras palabras, el voluntariado debe contar con una póliza de seguros de riesgos y accidentes, que cubra claramente los riesgos a los que pueda estar expuesto, y una póliza civil o alguna clase de respaldo financiero cuando la legislación autonómica lo exija.

Más adelante, en el artículo 14.2.c reafirma que las entidades de voluntariado están obligadas a:

“Suscribir una póliza de seguro u otra garantía financiera, adecuada a las características y circunstancias de la actividad desarrollada por los voluntarios, que les cubra los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente de la actividad voluntaria”.

El seguro para el voluntariado en el ámbito autonómico

En España el voluntariado no solo compete al Estado, las Comunidades Autónomas también han elaborado normas con rango de ley para promover y regular la actividad de las entidades de voluntariado que actúan en su ámbito territorial, y también velan por la seguridad de los voluntarios.

A manera de ejemplo, la Ley 1/2015, de 24 de febrero, del Voluntariado de la Comunidad Autónoma de Madrid, estipula como obligatorio que la entidad suscriba un seguro de accidente y enfermedad para los voluntarios, así como un seguro de responsabilidad civil.

En cambio, la Ley 17/1998, de 25 de junio, del Voluntariado de la Comunidad Autónoma del País Vasco, en su artículo 6.d señala como derecho de los voluntarios:

“Recibir la cobertura de un seguro por los daños y perjuicios que el desempeño de su actividad como voluntario pudiera causar a terceros, con las características y por los capitales que se establezcan reglamentariamente”.

Que se repite con otras palabras en el artículo 8.4.e cuando se habla de las obligaciones de las organizaciones de voluntarios, sin mencionarse en ningún momento la necesidad de que los voluntarios estén cubiertos por un seguro de accidente y enfermedad.

Pero en líneas generales, como vemos, el voluntariado cuenta con protección legal.

Publicado 17/05/2022

¿Puede una asociación pagar a un voluntario?

El voluntariado es una actividad ampliamente difundida en nuestro país. Como otras actividades que se desarrollan en la sociedad, está sostenida por un marco legal que regula las relaciones entre el voluntario y la asociación u organización que recibe sus servicios para proteger a ambas partes de la ecuación.

A continuación, se responderán las preguntas relacionadas con el voluntariado y las remuneraciones y, adicionalmente, se ahondará en algunas claves sobre esta actividad.

El marco legal prohíbe, expresamente, remunerar a una persona que ejerce el voluntariado. Sin embargo, se pueden cubrir gastos que la persona hizo relacionadas con el desempeño de su voluntariado como los desplazamientos, compra de materiales y otros, pero no por su actividad.

La base del voluntariado es que este se ejerce de manera libre y sin ningún tipo de contraprestación económica. Es así como se evita que el voluntariado se convierta en un reemplazo de una relación laboral.

¿En qué consiste el voluntariado?

El voluntariado es una actividad con una larga tradición que ha sufrido profundos cambios en los últimos años por las modificaciones de paradigma que han ocurrido en la sociedad.

De esta manera, las actividades relacionadas con la acción social que buscan reducir las situaciones de marginación y enfrentar las necesidades de las personas, se unifican con otras actividades relacionadas con el medioambiente, el deporte y otras.

El voluntariado ha ampliado, de manera significativa, su ámbito de influencia. Con el surgimiento de nuevas formas de participación entre iguales, se modificó la actividad del voluntariado para incluir lo que se conoce como el voluntariado virtual y el corporativo.

A modo de resumen, las actividades comprendidas en la categoría de voluntariado son aquellas desarrolladas por personas físicas tanto en organizaciones o asociaciones públicas o privadas bajo un carácter libre, gratuito y solidario.

¿Quiénes pueden ser voluntarios?

Pueden ser voluntarios todas las personas que realicen actividades de manera libre y solidaria. Asimismo, pueden serlo los menores de edad no emancipados si cuentan con autorización expresa de sus padres o quienes sean responsables de ellos.

Derechos del voluntario

Para ejercer esta actividad dentro del marco legal, es de gran importancia conocer los derechos de estas personas físicas entre los que encontramos los siguientes:

  • El libre acuerdo con la organización en la que se ejerce la actividad de los contenidos y las condiciones del voluntariado.
  • Ser tratado sin discriminación y respetando su libertad, derecho a intimidad y a realizar su actividad en un espacio seguro e higiénico.
  • Poseer un seguro a cargo de la organización contra riesgos de accidente y enfermedad y contra daños a terceros.
  • Cesar su actividad libremente previo aviso suficiente para no perjudicar las responsabilidades de todos los involucrados.
  • Disponer de una acreditación de voluntario oficial.
  • Que su actividad sea certificada.
  • Que la organización cumpla con la normativa de protección de datos personales.
  • Recibir la formación necesaria para ejercer el voluntariado acordado y la formación relacionada con las necesidades de las personas voluntarias.

Publicada 17/03/2022

Prevención de riesgos laborales y voluntarios

La prevención de riesgos es el conjunto de actividades, medidas adoptadas o previstas con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del desarrollo de una actividad.

El plan de prevención de riesgos laborales está regulado en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, limitando su ámbito de actuación al terreno laboral. Pero que no sea de carácter obligatorio para las entidades sin ánimo de lucro que trabajan con voluntariado, no significa que este tipo de entidades no tengan que velar por las condiciones de la labor voluntaria de dichas personas para que se desarrollen en un entorno de seguridad y salud.

Si nos fijamos en el artículo 6 de la Ley 1/2015, de 24 de febrero, del Voluntariado en la Comunidad de Madrid, se indica que el voluntario tiene que ser tratado sin discriminación, respetando su libertad, dignidad y derecho a su intimidad y realizar su actividad en condiciones de seguridad e higiene. En la normativa no se indica que esto tenga que llevarse a cabo mediante un plan de prevención de riesgos laborales pero sí podríamos considerar la misma como una herramienta adecuada para cumplir con dicho objetivo.

Dependiendo del objeto social, las actividades que realizan las entidades sin ánimo de lucro suele ser muy variada: social, cultural, educativo, ambiental, de participación ciudadana, salud, desarrollo socioeconómico, derechos humanos, de tiempo libre o de emergencias y socorro. En cada caso las condiciones de seguridad y el campo de actuación será también distinta: prevención de riesgo psicosocial, en el campo de la seguridad o higiene. Es importante conocer los conceptos básicos relacionados con la carga de la labor voluntaria y las recomendaciones para reducir sus efectos negativos.

Publicada 23/02/2021